Archivo de la categoría: Parámetros del agua del acuario

El PH en acuario de agua dulce

En la página Parámetros del agua del acuario ya vimos un primer esbozo de lo que es y de la importancia que tiene el PH en nuestro acuario de agua dulce, pero aquí vamos a analizar el PH con más detalle.

¿Qué es el PH?

Lo primero será definir el PH, y no es más que una medida de acidez o alcalinidad del agua, esta medida varía en función de la concentración de iones de hidrógeno, sin entrar en más detalles técnicos, ya que no son necesarios para la acuariofilia, nos dice básicamente si el agua es ácida (<7), alcalina (>7) o neutra (7) en función de una escala que va del 0 al 14. Un ejemplo de producto ácido es el zumo de limón (2’5) y un ejemplo de producto alcalino es la cal (12’5) mientras que el agua destilada sería neutra con un PH de 7. Por cierto, el nombre PH proviene de Potencial de Hidrógeno, de ahí que sea la medida de iones de este elemento químico.

Hay que aclarar que la escala de medida del PH es logarítmica, esto quiere decir que variaciones de 1 punto en la medición implica una variación real de 10 veces, de forma que un PH de 5’5 es 10 veces más ácido que un PH de 6’5. Esto implica que cualquier modificación de en torno al 0’3 será más que suficiente para que nuestros peces lo achaquen, por lo que debemos ser especialmente cuidadosos en que el PH de nuestro acuario no tenga variaciones importantes para que nuestros peces tropicales no sufran.

Si quieres más información técnica sobre el PH puedes consultar la Wikipedia, aunque para acuariofilia las explicaciones que encontrarás en esta entrada son más que suficientes.

Como medir el PH del agua del acuario

Para medir el PH en acuariofilia se suelen utilizar test químicos, bien en tiras o en gotas. La utilización es muy sencilla, únicamente debes tomar una muestra del agua de tu acuario y añadir los componentes químicos que se incluyen en el test tal como marquen las instrucciones del fabricante, pasados unos instantes el agua cambiará de color y podrás conocer el PH de tu acuario comparándola con la tabla de colores que se adjuntan en los test.

Hay otras opciones que requieren ciertos aparatos como potenciómetros o PH-metros que cuentan con sondas para introducir en el agua y monitorizan de manera continuada el PH del acuario.

Personalmente he tenido PH-metro en mi acuario durante un tiempo y no creo que sea necesario para el aficionado común, siendo más que suficiente un buen test químico en gotas de una marca reconocida como Sera, JBL o Prodac. Lo único que debes tener en cuenta antes de comprarlo es que el test cuente con una amplitud acorde al PH de tu agua, si tu acuario tiene un PH de 7 compra un test que tenga un rango cercano a 7 para que la medida sea lo más precisa posible. Esta cuestión es especialmente importante, porque la mayoría de test tienen una amplitud muy grande, de forma que es complicado determinar la medida de manera exacta.

Igualmente es preferible decantarse por test de gotas en lugar de test de tiras, siendo los primeros más precisos.

Ph-metro
PH-metro

¿Por qué es necesario conocer el PH del acuario?

Conocer el PH de nuestro acuario es fundamental para saber que especies podrán habitarlo sin problemas, en función de si son especies que en su hábitat natural cuentan con aguas neutras, ácidas o alcalinas. En caso contrario, si no adecuamos el PH del agua de nuestro acuario al que necesitan las especies que pueblan en él, o bien nuestros peces morirán (o malvivirán) al no encontrarse en un agua con parámetros acordes a los que pueden soportar, o bien nos veremos obligados a modificar continuamente el PH de nuestro agua de grifo de manera artificial.

¿Existe un PH ideal para tu acuario de agua dulce?

De lo anterior, podemos llegar a la conclusión que a la pregunta bastante habitual entre los novatos en la acuariofilia, de qué PH debe tener un acuario de agua dulce no existe respuesta ideal, dado que dependerá de las especies de peces tropicales que lo habiten, debiendo ajustar el PH en función de sus necesidades para conseguir un PH adeacuado. Evidentemente hay rangos que no serían habitables, un PH demasiado bajo (PH menor a 6) o demasiado alto (PH mayor a 8’5) mataría a todos nuestros peces, no obstante como regla general debemos saber que los peces amazónicos requieren aguas más ácidas (entre 6’5 y 7) mientras que los peces africanos un agua más alcalina (entre 7’5 y 8’5), aunque puedes revisar nuestras páginas sobre Biotopos para mayor detalle sobre este tema.

Otras cuestiones a tener en cuenta sobre el PH

Otra cuestión muy extendida es pensar que los peces tropicales que adquirimos en las tiendas, al haber nacido y sido criados en cautividad, no requieren un PH específico siendo suficiente con mantener un PH de en torno a 7. Y es verdad que no son peces salvajes capturados en sus ríos o lagos, pero no podemos pasar por alto los miles de años de evolución que han tenido hasta hoy y, aunque es posible que puedan sobrevivir en tu acuario con un PH distinto al que necesitan, una cosa es que sobrevivan (e incluso malvivan) y otra es que vivan con todo su esplendor, mostrando sus colores más vivos, sus actitudes mas puras y, claro está, con su máxima longevidad posible.

Recuerda: o pueblas tu acuario con peces adecuados al PH de tu agua de grifo, o adecúas tu agua de grifo al PH adecuado para tus peces.

Como modificar el PH de acuario de agua dulce

Diría que el mayor reto del aficionado a la acuariofilia es mantener el agua en los parámetros adecuados para los peces que habitan en su acuario, de forma que nuestros pequeños amigos animados se encuentren en perfectas condiciones. Seguramente a lo largo de tu vida como acuarista te encontrarás con la necesidad de variar el PH de tu acuario en más de una ocasión, aquí veremos como podemos hacerlo.

Conocer el PH actual del acuario

Lo primero que tenemos que saber antes de modificar el PH de nuestro acuario es precisamente conocer su valor actual, mediante test químico preferiblemente de gotas y con una amplitud lo más cercana al valor del tu PH, de forma que la medición sea lo más precisa posible para conocer desde donde partimos.

Test de acuario
Test de acuario

Conocer el PH de tu agua de grifo

A continuación tenemos que conocer el valor del PH del agua de nuestro grifo con la que rellenamos el acuario cada vez que realizamos un cambio de agua. Hay que tener en cuenta que pese a que el acuario se haya llenado con esa misma agua de grifo por diferentes circunstancias pueden no tener el mismo valor de PH.

Conocer si cuentas con elementos que varíen el PH

De hecho tan importante como saber su propia medida es conocer si tenemos elementos en nuestro acuario como sustratos, decoración con roca calcárea o troncos que puedan modificar los parámetros. Si encontramos un elemento que nos modifique el PH hacia la dirección que no nos interesa bastará con retirar ese elemento e ir controlando diariamente el valor del PH para ver hasta donde se mueve.

Una vez conocidos tanto el PH del agua del acuario como el PH del agua del grifo con la que realizamos los cambios de agua, y confirmado que no tenemos elementos que hagan variar los parámetros de manera artificial tenemos los datos necesarios para modificar el PH.

En las siguientes entradas podrás conocer como puedes subir o bajar el PH en acuario de agua dulce.

Como bajar el PH en acuario de agua dulce

Primeras consideraciones

Debemos tener en cuenta unas primeras consideraciones antes de bajar el PH de nuestro acuario. Lo primero de todo es determinar para qué queremos modificar el PH.

Precauciones

Repito y no puedo enfatizarlo suficiente que antes de hacer cualquier prueba con química en nuestro acuario debemos realizarla aparte, en una garrafa de agua destilada y tomando mediciones antes y después de añadir los compuestos.

Igualmente antes de introducir cualquier nuevo elemento, si se trata de sustratos o arenas, será necesario lavarlo para eliminar polvo e impurezas. Si se trata de troncos o rocas, deberán ser hervidos en agua para eliminar cualquier organismo o bacteria que podamos introducir en nuestro acuario.

¿Para qué bajar el PH?

La modificación de los parámetros de nuestro acuario no hay que tomarla a la ligera, teniendo en cuenta que variaciones significativas de los mismos pueden producir una auténtica catástrofe, acabando con todos nuestros queridos y animados peces.

Lo ideal sería no tener la necesidad de modificar el PH del acuario por haberlo poblado con peces tropicales adecuados a nuestros parámetros, no obstante, si en alguna ocasión necesitamos reducir el PH del acuario debemos considerar si se trata de una necesidad puntual por una bajada repentina, un cambio de agua, un elemento decorativo incluido erróneamente, etcétera; o si precisamos que esa reducción del PH sea continuada en el tiempo.

Como bajar el PH de manera puntual

Si queremos bajar o subir el PH de manera puntual sería suficiente con utilizar algún producto comercial (siempre de calidad y de marca reconocida), de forma que siguiendo las instrucciones del fabricante conseguiremos la bajada de PH deseada.

Igualmente una vez resuelta la situación deberíamos buscar el causante de la variación de parámetros en nuestro acuario, como he indicado anteriormente, puede ser que hayamos metido algún tipo de decoración, sustrato u otro elemento que haya provocado la misma.

Alguno de los mejores productos comerciales que podemos encontrar en el mercado, son aquellos de marcas como Tetra, JBL o Sera.

También la opción de Sanchem es muy interesante, siempre y cuando más que bajar el PH necesitemos regularlo en torno a 7.

Si no encontramos nada, sería aconsejable realizar un test de PH al agua de grifo, por si el problema viniese de una modificación de parámetros del propio agua con el que realizamos los cambios en el acuario.

Como bajar el PH de manera continua en el tiempo

Si buscamos una reducción de PH continuado en el tiempo deberíamos abordarlo con otra estrategia, dado que en mi opinión no es sostenible en el tiempo modificar el PH del acuario mediante productos comerciales, ni para el propio acuario, dado que deberemos tener una rutina muy estricta en esta tarea arriesgándonos a que por un simple despiste suceda una tragedia; ni para nuestro bolsillo, dado que suelen ser productos caros.

Para bajar el PH de nuestro acuario de agua dulce y que este cambio permanezca en el tiempo tenemos diferentes opciones, no obstante hay que recordar que antes de introducir cualquier producto a nuestro acuario será preciso, si se trata de arenas, rocas o decoración, lavarlo e incluso hervirlo. Para evitar ensuciar el agua y para eliminar cualquier bacteria u otros organismos que pudieran contaminarla.

bajar ph acuario
Akadama

Formas habituales de bajar el PH del acuario

Las formas más habituales de bajar el PH del acuario son las siguientes:

  • Si el agua de grifo con la que rellenamos el acuario tiene un PH menor, únicamente deberemos realizar cambios de agua con la periodicidad suficiente para ajustar el PH al valor buscado, de esta forma reduciremos el PH del acuario muy fácilmente y además, casi gratis.
  • Añadiendo como decoración de nuestro acuario elementos decorativos como troncos de mopani que de manera natural reducirán el PH de nuestro acuario.
  • Realizar cambios de agua con agua destilada que tiene un PH de en torno a 5’5 o agua de ósmosis. El problema es que para ello se requiere un equipo de ósmosis inversa, por lo que habría que realizar un desembolso económico.
  • Montar un equipo de CO2, mediante este equipamiento se inyecta en el agua este elemento en forma de gas reduciéndose el PH. Es muy beneficioso para las plantas dado que es un alimento natural para ellas, de forma que si tenemos un acuario plantado nuestras plantas acuáticas lo agradecerán. Por contra, la cantidad de gas debe ser la adecuada dado que el CO2 es un gas que podría hacer que nuestros peces tropicales se asfixiaran, debe medirse con cuidado la dosis a añadir.
  • Si buscamos una reducción mantenida y duradera a lo largo del tiempo para mantener el PH en niveles bajos la mejor forma sería utilizar un sustrato como la akadama que acidifica de manera natural el agua, aunque hay que tener gran precaución dado que hasta que la akadama se encuentre totalmente saturada las bajadas de PH serán drásticas. En mi caso tuve la akadama saturando más de un mes hasta que el PH, aún siendo bajo, se encontraba de manera estable en torno al 6’6-6’7.
  • Usar turba, una tierra muy utilizada en acuariofilia para reducir el PH de nuestros acuarios. Normalmente se incluye en el filtro, el problema de esto es que al tratarse de tierra puede descomponerse y y obstruirlo, además de al añadirla directamente al filtro no sabríamos en qué medida bajaría el PH hasta el valor deseado. Sería preferible mantener una garrafa o cubo lleno de turba con algún tipo de empaquetado para que no se deshaga y mantener ahí el agua de grifo unas horas/días hasta obtener el valor deseado y, posteriormente, utilizarla para rellenar el acuario.

Como bajar el PH del acuario de forma fácil y barata

Como durante años he tenido akadama como sustrato en mi acuario y esta tierra acidifica el agua de manera natural no he tenido la necesidad de reducir aún más el PH del agua, dado que normalmente ha sido bajo. No obstante para reducir el PH de la manera más barata y fácil sería con agua destilada que se puede encontrar en cualquier supermercado a muy bajo precio.

Con agua destilada

Este agua no es necesaria hervirla, únicamente la mezclamos con el agua de grifo que vayamos a añadir a nuestro acuario hasta conseguir el PH requerido y posteriormente incorporarla al acuario. El mayor problema es que pese a que se trata de una forma rápida y barata, si quieres bajar el PH y mantenerlo en valores bajos de manera continuada tendrías que comprar mucha agua destilada para todos los cambios de agua, debiendo de acostumbrarte a hacer los cambios siempre con agua destilada.

Importante es confirmar que el agua destilada que compremos no cuente con aditivos ni aromas, tiene que ser totalmente pura.

Bajar PH con agua destilada
Agua destilada

Con akadama

Si queremos olvidarnos de incluir agua destilada en los cambios de agua, sería preferible cambiar el sustrato directamente por akadama, no sin antes haberlo tenido saturando durante semanas hasta que llegue a un valor estable de PH. El inconveniente es que al tratarse del sustrato habría que prácticamente desmontar el acuario entero, vaciarlo en gran medida, sacar los peces, desplantar y volver a plantar… tiene inconvenientes pero si estás decidido a mantener el PH bajo durante largo tiempo sería la mejor opción en mi opinión.

También, como alternativa a reiniciar el acuario, puede incluirse un pequeño saquito de akadama en un rincón escondido entre el sustrato o las plantas, debajo de un tronco, etcétera. De está forma no necesitas desmontar el acuario pero empezarás a notar como la akadama hace su trabajo y reduce el PH del agua. En cualquier caso necesitarás realizar test de manera continuada durante un tiempo para controlar hasta qué punto está surtiendo efecto, recordando que la akadama requiere un tiempo de saturación, durante el cual hará caer de manera drástica el PH, de forma que habrá que ir con mucho cuidado en la cantidad de sustrato que se incluye en el acuario.

Si quieres conocer más sobre el PH puedes leer nuestra página El PH en acuario de agua dulce.

Espero que te haya resultado de utilidad.

El ciclo del nitrógeno en acuario de agua dulce

El ciclo del nitrógeno es un proceso fundamental en nuestros acuarios, conocerlo y comprenderlo es necesario si queremos que nuestros peces y plantas se encuentren en perfectas condiciones.

Sin entrar en detalles teóricos y centrándonos en el aspecto más práctico que todo aficionado a la acuariofilia debe conocer, el ciclo del nitrógeno no es más que el proceso químico que se desarrolla en nuestro acuario y que posibilita la habitabilidad del agua. Como he comentado en otras ocasiones, el agua de grifo por si sola no es suficiente para que nuestro acuario sea habitable por peces y otros organismos acuáticos, se requiere que se desarrollen ciertas bacterias que posibiliten su habitabilidad, estas bacterias llamadas bacterias nitrificantes, requieren de varias semanas hasta que exista una colonia suficientemente amplia para soportar el ecosistema que tendremos en nuestro acuario.

Etapas del ciclo del nitrógeno

Amoniaco/amonio

Al introducir peces, plantas u otros organismos como caracoles o gambas en nuestro acuario, estos producen desechos, como cacas o restos de hojas. Al mismo tiempo al alimentarles quedan algunos restos de comida que no han sido engullidos por los peces. En definitiva todos los restos de desechos que se acumulan en el acuario se van descomponiendo y de su descomposición se produce amoniaco/amonio dependiendo el nivel de PH de nuestra agua, si el PH es elevado se producirá amoniaco que es altamente tóxico y mataría a toda forma de vida que se encuentre en el acuario. Por su parte si el PH es bajo se formaría amonio, que es inocuo.

Nitritos NO2

En cualquier caso tanto el amoniaco como el amonio, aunque especialmente el primero, debe ser eliminado de nuestra agua. Para ello, pasados unos cuantos días desde el llenado y la puesta en marcha del filtro empiezan a proliferar unas bacterias llamadas Nitrosonomas, estas bacterias se alimentan del amoniaco y del amonio producido por los desechos, ha comenzado el ciclo del nitrógeno.

El problema viene cuando las bacterias Nitrosonomas producen sus propios desechos, en este caso son nitritos NO2, este derivado del nitrógeno también es altamente tóxico para nuestros peces y animales acuáticos de forma que cualquier concentración por pequeña que sea de nitritos NO2 hará que, bien mueran o bien sufran importantes malformaciones.

Para saber más sobre los nitritos puedes leer nuestra entrada Los nitritos NO2 en acuario de agua dulce.

Nitratos NO3

Al incrementarse la concentración de nitritos NO2 en el agua, surge una nueva colonia bacteriana en este caso llamadas Nitrobacter, este tipo de bacterias se alimentan de los nitritos NO2 haciendo que su concentración en el agua de nuestro acuario sea de 0ppm.

Una vez alimentadas de nitritos NO2, las Nitrobacter evidentemente también producen sus propios desechos, en este caso otra forma del nitrógeno, el nitrato NO3. Por suerte para nuestros peces el nitrato NO3 únicamente es tóxico en concentraciones muy elevadas del mismo, por lo que tenemos margen antes de que sea dañino para ellos. Además, el nitrato NO3 es un alimento para las plantas acuáticas, de forma que si tenemos un acuario plantado serán en gran medida las plantas quienes se encarguen de mantener el nitrato NO3 en bajas concentraciones.

Pero, ¿qué ocurre si las plantas no son suficientes como para absorber todo el nitrato NO3? En caso que exista un excedente lo normal es que aparezcan algas en nuestro acuario, unos indeseables visitantes que una vez que aparecen muchas veces son difíciles de eliminar. Además como he dicho antes, si la proporción de nitratos NO3 es elevada sí que afectará a nuestros peces, una concentración elevada se considera a partir de unos 30ppm.

Si quieres saber más sobre los nitratos puedes leer nuestra entrada Los nitratos NO3 en acuario de agua dulce.

ciclo del nitrogeno
Ciclo del nitrógeno

Como poner en marcha el ciclo del nitrógeno

Que el ciclo del nitrógeno se ponga en marcha en nuestro acuario es algo natural que por nuestra parte no requiere prácticamente ninguna acción. Únicamente debemos llenar el acuario de nuestra agua de grifo, poner en marcha el filtro y empezar a añadir diariamente unas pizcas de comida. Al no haber ningún pez en el agua, la comida quedará a la deriva y empezará a descomponerse, una vez esté en descomposición las bacterias nitrificantes empezarán a aparecer de manera natural en nuestro acuario.

Como sabemos que el ciclo del nitrógeno ha terminado

Siguiendo nuestro esquema anteriormente explicado, el ciclo del nitrógeno quedaría concluido cuando los nitritos NO2 han quedado totalmente eliminados del agua y los nitratos NO3 han comenzado a incrementarse. En este momento podríamos dar por finalizado el ciclado de nuestro acuario y sería apto para albergar los primeros peces y otros organismos acuáticos.

Aún así habría que empezar con precaución dado que nuestra colonia bacteriana tiene un tamaño suficiente para deshacerse del amoniaco/amonio así como de los nitritos NO2 pero sin haber tenido peces aún en el agua, de forma que al introducir los primeros la carga biológica de los mismos deberá ser atendida por nuestra colonia de bacterias. Dicho de otro modo, debemos introducir nuestros peces poco a poco, 2 o 3 peces cada vez y no todos en una única ocasión porque de hacerlo así es posible que nuestras bacterias no sean capaces de asumir todos los desechos adicionales y por tanto no puedan eliminar las sustancias tóxicas del acuario.

ciclado de acuario, ciclo del nitrogeno
Ciclado de acuario

Una vez que el ciclado del acuario ha finalizado

Por supuesto hasta que el ciclado del acuario no esté totalmente finalizado no meteremos ningún pez ni organismo acuático. Para asegurarnos de que el ciclado ha finalizado deberemos hacer test periódicos de nitritos NO2 y nitratos NO3, aunque no antes de los 20 días porque sería altamente improbable que hubiera finalizado antes de ese tiempo. Cuando en varias medidas los nitritos NO2 nos den una lectura de 0ppm y los nitratos NO3 se estén incrementando será el momento de hacer un cambio de agua de alrededor del 20%.

Dejaremos unos días más y realizaremos nuevamente los test para confirmar que no hay nitritos NO2 en el agua y que los nitratos NO3 son tolerables para los peces. Después realizaremos el test de PH, GH y KH para conocer cuales son los parámetros definitivos de nuestra agua y, en consecuencia, comprar peces acordes a dichos parámetros.

Ya podemos introducir nuestros primeros peces

Una vez haya finalizado el ciclado, podemos empezar a introducir nuestros primeros peces de manera paulatina, 2 o 3 cada vez, de forma que la colonia bacteriana tenga capacidad de asumir la nueva carga biológica del acuario. Si introducimos muchos peces al mismo tiempo podría darse el caso que los desechos producidos sean demasiados para que nuestras bacterias puedan procesarlos y aparezcan nitritos NO2 con las terribles consecuencias que ya hemos comentado.

Y después… mantenimiento del acuario

Una vez hayamos incluido nuestros peces debemos realizar cambios de agua periódicos, aquí creo que hay gran controversia entre aficionados, algunos hacen grandes cambios de agua muy a menudo y otros dejan pasar más tiempo entre cambio y cambio. En mi caso y por mi propia experiencia suelo realizar un cambio de en torno el 20% cada 15 días y me ha funcionado bien. Aunque debemos recordar que cuanto mayor sea nuestro acuario y más litros de agua tengamos las variaciones en los parámetros serán menos súbitas que en un acuario de menor tamaño, en mi caso cuento con una urna de 300 litros por lo que un cambio del 20% no supone una alteración significativa del agua.